Más que una etapa: cómo ayudar a los niños a seguir adelante

Se estima que 1 de cada 5 niños experimenta un problema de salud mental cada año, y con los cambios drásticos en la escuela, las actividades sociales y las rutinas a causa de la pandemia, más que nunca sufren problemas de salud mental. Si usted es un padre o una madre que siente preocupación por el bienestar emocional de su hijo, hay ayuda y hay esperanza. Comuníquese con un profesional de salud mental con el que pueda hablar a fin de obtener apoyo y asistencia para ayudar a su hijo.

Qué debe controlar

Muchos niños no se sienten cómodos hablando de sus sentimientos, especialmente con sus padres, por lo que la mayoría de los síntomas de los problemas de salud mental se presentan como comportamientos nuevos o modificados. Estas son algunas señales de alerta frecuentes:
  • Preocupación o ansiedad excesivas
  • Cambios en el desempeño escolar
  • Pesadillas frecuentes
  • Incumplimiento de las normas y comportamiento agresivo
  • Falta de interés por los amigos y las actividades sociales
  • Cambios de humor extremos

Cómo obtener ayuda para su hijo

Concrete una cita con su médico primario o profesional de salud mental lo antes posible. Pueden ayudarle a explorar los próximos pasos, que podrían incluir sesiones de terapia o medicamentos. Si su hijo representa un peligro para sí mismo o para los demás, obtenga tratamiento de emergencia de manera inmediata. Puede comunicarse al (646) 473-6900 para hablar con uno de los trabajadores sociales de nuestro Programa de Bienestar y Asistencia a los Miembros y obtener asistencia adicional.

¿Lo sabía?

La salud mental no solo involucra la cabeza. Los estudios muestran que el estrés, la ansiedad y la depresión pueden afectar su sistema inmunitario y perjudicar la salud cardíaca a largo plazo. El estrés no tratado puede aumentar su riesgo de padecer hipertensión, infartos o accidentes cerebrovasculares.
Share This